Colombia: el país sin reviews

Acá abundan las quejas y los reclamos sobre los productos que ofrecen las compañías, pero no hay dónde encontrar opiniones sobre ellas y su servicio, para elegir con cuál firmar un contrato.  

¿Has hecho últimamente el ejercicio de buscar opiniones de consumidores en Colombia? ¡Buena suerte con eso!

Para entender por qué somos un país sin reviews solo debes saber una cosa: todos sus habitantes, nosotros los consumidores, tenemos una opinión sobre las compañías que nos prestan servicios. Pero jamás nos hemos unido para hacer que esas opiniones valgan la pena, lleguen a más personas e impacten la relación entre compañías y consumidores (¡hasta ahora!).

Haz la prueba. Si vas a Google a buscar sobre la experiencia de otras personas antes de elegir tu compañía de Internet, de telefonía, de salud o de servicios financieros, lo más probable es que lo único que encuentres sean noticias, encuestas y estudios, en los que las opiniones no son más que estadísticas frías sin la voz de los consumidores.

La razón es que nuestras opiniones y experiencias como usuarios están fragmentadas, dispersas, a la deriva, como la botella de un naufrago con su mensaje de auxilio en el gran mar de internet y las redes sociales. Y aunque el voz a voz siga vigente, está limitado a tu circulo de conocidos, amigos y familiares.

Como resultado, en el país sin reviews los consumidores tenemos información limitada para tomar decisiones de compra más inteligentes. Y las compañías que prestan servicios no se preocupan por esas opiniones dispersas, pues son como una marcha de protesta a la que asistió una sola persona.

En otros países, en cambio, la situación es diferente. Las opiniones y reseñas de los consumidores están organizadas en sitios dedicados a recogerlas. Y en ellos los usuarios se informan, comparten experiencias, comprueban si lo que la publicidad promete es cierto y se protegen de las compañías mutuamente.

Cuando opinas (o escribes un «review») estás haciendo algo mucho más inteligente que solo quejarte. Las opiniones son una alerta para que las compañías sepan qué están haciendo mal.

Aunque en el país sin reviews no los tengamos, en otros lugares los consumidores han alimentado cientos de sitios de reseñas con opiniones sobre aquello en lo que gastan su dinero. Los vas a encontrar para todo tipo de productos y servicios: mudanzas, cursos vacacionales, centros educativos, servicios de limpieza, servicios financieros y servicios de salud son solo algunos de ellos. En general, si vas a pagar por algo, probablemente vas a encontrar opiniones al respecto antes de tomar una decisión.

Para que te hagas una idea, Yelp, una de las plataformas de reseñas más grandes del mundo, es consultada por 176 millones de personas al mes y tiene más de 192 millones de reseñas sobre restaurantes, servicios para el hogar, servicios para vehículos, servicios de reparación de celulares, gimnasios y salones de belleza, entre otros. Por su parte, TripAdvisor, enfocado en el sector de turismo, tiene más de 435 millones de reviews y todos los días recibe más de 280 reseñas por minuto, escritas por viajeros que opinan sobre hoteles, restaurantes y atracciones turísticas alrededor del mundo.

¿No te has preguntado por qué hay sitios para leer opiniones sobre hoteles y restaurantes, pero no sobre las empresas de servicios que utilizas todos los días?

En la región, por ejemplo, los usuarios ya se han organizado en Brasil y México. En Proteste los brasileños hacen reclamos sobre productos y servicios, al tiempo que comparten sus experiencias usando tecnología, electrodomésticos, seguros de viaje, seguros de autos y otras tantas categorías. En México, por su parte, los usuarios opinan sobre las compañías que prestan servicios y que según ellos “apestan”, información que ha sido consultada por millones de personas a la fecha. 

Ahora bien, para que termines de entender cómo funcionan estos sitios ten en cuenta que hay dos caras de la moneda: los usuarios que escriben y leen reseñas y las compañías sobre las que esas reseñas hablan. Piensa en estos sitios como un punto de encuentro entre los consumidores y las compañías, en los que ambas partes pueden sacar provecho para crear mejores relaciones.

En el caso de los usuarios, los sitios de reseñas son el mejor lugar para investigar, informarse y contrastar experiencias antes de tomar una decisión de compra. Es como un voz a voz de cientos de personas, en el que además puedes descubrir nuevas compañías que ofrecen lo que estás buscando, pero que por su tamaño no pueden competir en publicidad y mercadeo con compañías más grandes para que tú las conozcas.

Para las compañías, además de ayudarlas a ser descubiertas, los sitios de reviews son sobre todo un termómetro en el que pueden encontrar opiniones valiosas, que no son otra cosa que una oportunidad para saber qué están haciendo bien o mal y cómo mejorar sus servicios. Incluso, la mayoría de las plataformas les permiten a las empresas ponerse en contacto directamente con los usuarios que escriben reviews para atender sus casos y dar solución a sus inconformidades.

Cansados de que en Colombia no hubiera algo similar, decidimos lanzar Hey! un lugar para centralizar las opiniones de los consumidores en Colombia y cambiarnos fácilmente de proveedor.

De vuelta al país sin reviews, hay buenas noticias. Puede que todavía no vayas a encontrar muchos reviews especializados, pero nosotros ya estamos trabajando para poner a tu alcance opiniones sobre servicios de telefonía fija y móvil, internet, televisión, finanzas, salud, pensiones, educación y transporte. Acá puedes leer opiniones sobre esos servicios que ya usas, pero además es indispensable que te unas a esas personas que están contando sus experiencias y haciendo valer sus casos.

Para hacerlo, y aportar a este movimiento de inteligencia colectiva, además de leer reviews es indispensable que tú también compartas tus opiniones. Si en otros sitios web puedes escribir sobre tu experiencia con un restaurante, un hotel o un producto, ahora también puedes hacerlo sobre la calidad de tu servicio de Internet, tu plan de datos, tu plan de salud o tu aseguradora (haz acá tu primer review). 

Una vez lo hagas, vas a abrir las puertas para que las compañías mejoren sus servicios. Y vas a ayudar a otros usuarios, así como ellos van a darte una mano con sus propios reviews. La idea es empoderarnos juntos como consumidores. Y lograr que cada opinión valga, aunque no venga de un influenciador con miles de seguidores.

Un tip adicional:

Una opinión o review es distinto a un testimonio. Mientras que los primeros son independientes y te ayudan a tomar mejores decisiones, los segundos aparecen en los sitios de las compañías y están ahí para hacerlas ver bien. No confundas opiniones libres y honestas con opiniones filtradas por las compañías.

Lee nuestro manifiesto. Somos más que un sitio independiente que reúne reviews. Existimos para darle el poder a los consumidores, y para mejorar la relación que tenemos con las compañías.

A %d blogueros les gusta esto: